SOMBRERO ROJO

Una mirada en el espejo...

A los 3 años: Se mira al espejo y se ve una reina.  

A los 8 años: Se mira y se ve como Cenicienta o la Bella Durmiente.          

A los 15 años: Se mira y se ve como Cenicienta o Bella Durmiente hinchada o, si "se está haciendo señorita" se ve gorda y fea gorda, con puntos negros, HORRIBLE (Mamá, no puedo ir a clase con esta apariencia)  

A los 20 años: Se mira y se ve "muy gorda/muy flaca,muy baja/muy alta, muy crespa/muy lacia", pero decide salir de todas maneras.

A los 30 años : Se mira y se ve "muy gorda/muy flaca, muy baja/muy alta, muy crespa/muy lacia" pero decide que no tiene tiempo para solucionarlo y sale de todas formas.  

A los 40 años: Se mira y se ve "muy gorda/muy flaca, muy baja/muy alta, muy crespa/muy lacia" pero dice: "Por lo menos estoy limpia y sale igualmente.

 A los 50 años: Se mira y ve "Yo soy" y va para donde le parece mejor  

A los 60 años: Se mira y se acuerda de todas las personas que ni siquiera se pueden ver más en el espejo. Sale y conquista el mundo.

A los 70 años se mira y ve sabiduría,alegría y habilidad. Sale y aprovecha la vida.

A los 80 años: Ni se preocupa de mirar el espejo. Simplemente se pone un sombrero rojo y sale a divertirse con el mundo.  

Tal vez todas debamos ponernos ese sombrero rojo un poquito antes... tal vez todas tendríamos que dejar de ver nuestra apariencia y abrir nuestro corazón para poder darle así un sentido a nuestra vida.

Disfrutemos cada instante como si fuera el último segundo para compartirlo con todos los que amamos.