EL PRECIO DE SER RECIÉN LLEGADO

 

Un médico recién graduado debe trabajar en una zona rural, y al cabo de unos meses se da cuenta que no había ninguna mujer en el pueblo, eran todos hombres.

Después de tomar un poco de confianza le preguntó a uno de sus pacientes que hacían ellos cuando tenían necesidad de sexo, y el paciente le respondió que iban a una zona en el río…

Llegó el fin de semana y el doctor se fue al río, en donde se encontró una enorme fila de hombres, parados a la orilla.

Al ser tan conocido en el pueblo, los lugareños le ceden el puesto al doctor, hasta que llega a ocupar el primer lugar.

Al mirar adelante el doctor se da cuenta que hay un burro, y piensa: "Caramba, tener sexo con un animal… Pobre gente… Y yo no puedo negarme ahora que tan gentilmente me han cedido sus puestos..."

A los diez minutos del doctor estár pegado por detrás del burro, mientras todos los hombres de la fila miraban, uno de ellos se le acercó sigilosamente y le preguntó:

–Doctor ¿le falta mucho? Porque necesitamos el burro para cruzar el río… Del otro lado están las mujeres…