La relacion: Dios y el sexo oral....

 Luego de haber sido comisionado para llevar a cabo un  estudio a cerca de como se esta comportando el hombre  en la tierra, San Pedro ahora esta parado frente a su
 jefe listo para mostrar sus hallazgos.
- Dime, San Pedro, ¿que has encontrado? –preguntó  Dios.
- Oh, me da muchísima pena tener que decirle esto,  pero la gente se está comportando de una manera muy pecadora. Hay drogas, alcohol, asesinatos, tu lo
dijiste, una Sodoma y Gomorra cualquiera. Pero lo peor  de todo es esta nueva obsesión con el sexo oral. De  acuerdo con la estadística de mis encuestas 88% de la  población lo esta practicando de manera descontrolada  y me temo que esta alcanzando proporciones epidémicas.
- Hummm -exclamó Dios pensativo- ¿Tienes alguna  recomendación de que se pueda hacer para poner fin a esta perversión sexual?
- Yo pienso que deberíamos enviar un mensaje a cada persona en la tierra, implicada en la sucia practica del sexo oral. El contenido del mensaje debe decirles
lo que exactamente les ocurrirá en le Día del Juicio, si no dejan de realizar este tipo de actividad -dijo San Pedro.
- Esa es una solución efectiva. -acotó Dios- Pero pienso que en lugar de castigar a aquellos que practican sexo oral, deberíamos recompensar a aquellos
que se abstienen de hacerlo. Enviemos una carta que este firmada personalmente por mi a cada una de esas buenas personas.
Y así lo hicieron...
¿Sabes que decía la carta?
(Baja más...)















¿No lo sabes?
(Baja un poco más...)













Entiendo... tu tampoco la recibiste... ¿eh?