FEROMONAS

Juan y María, dos jóvenes campesinos, paseaban por el campo. María le pregunta a Juan:
- "Oye, Juan, ¿cómo sabe el potro cuando la yegua  quiere?".
- "Pues por el olor, María".
Siguen caminando y al cabo de un rato, María insiste:
- "Juan, ¿y cómo sabe el perro cuando la perra quiere?".
- "Ya te lo dije, María. ¡Por el olor!".

Más adelante, María vuelve a preguntar:
- "¿Cómo sabe el toro cuando la vaca quiere?".
- "Te lo he dicho ya dos veces, María. ¡Por el olor!".
- "Oye, Juan, ¿tú eres homosexual o estás resfriado